Combatir el estrés y la ansiedad en el Black Friday

Para muchas personas, ¡estos son tiempos cargados de ansiedad! Ya sea que estén preocupados por las finanzas y no hay forma de aprovechar el Black Friday tan esperado, o incluso por cómo su pasado está afectando su presente o futuro, la ansiedad a menudo es la que rige en nuestros días. Cuando ella toma el control, todo cambia.

¿De dónde proviene la ansiedad?

Suele surgir de sueños frustrados, de relaciones que fracasaron y a veces de malas decisiones que tomamos en la vida. Una frustración lleva a la otra, y pronto forman una estructura que moldea nuestras vidas y actitudes.

Pero, ¿tiene que ser así? ¿No hay una manera de vivir libres de ansiedad? Cantidades de libros que prometen ayudarnos a conquistar la ansiedad llenan nuestros estantes, pero una y otra vez la gente regresa a la librería buscando una nueva y mejor respuesta a su problema. Esencialmente, todo es  una cuestión de si podemos o no controlar nuestras propias vidas.

 

 

 

 

Hay Esperanza

La verdad es que la mayoría de las personas nunca lograrán dominar su ansiedad, y mucho menos podrán ayudar a otros a lograrlo. Pero… ¡hay buenas noticias! Hay alguien que promete transitar el camino de la vida junto contigo. Está disponible las veinticuatro horas del día y, mejor aún, promete que nunca te dejará ni se olvidará de ti. Él es Jesús.

Otros consejos para la ansiedad y el estrés que la abuela te ofrece.

Carbohidratos bien elegidos

Tomar entre cinco y seis raciones de hidratos de carbono complejos (como cereales integrales –pasta o arroz–, patata, legumbres, etc.) a lo largo del día tiene especial importancia para sobrellevar mejor los nervios.

Este tipo de nutriente garantiza el suministro de glucosa al cerebro, evitando losbajones de ánimo que te pueden llevar a comer compulsivamente.

 

 

 

 

Proteínas de alta calidad

 

Te conviene tomar alimentos ricos en proteínas como carnes magras, pescado, huevos, legumbres y frutos secos ya que en esta situación tu cuerpo reclamará este macronutriente pero es que, además, estos alimentos son a la vez ricos en triptófano.

Este aminoácido esencial es clave para mantener los nervios a raya, porque contribuye a aumentar la síntesis de serotonina, un neurotransmisor implicado en los estados de ánimo (su déficit esta relacionado con la depresión).

 

 

 

 

Vitaminas grupo B

Cuando el cuerpo está bajo tensión, gasta con mayor rapidez estas vitaminas por lo que requiere un mayor aporte. Son necesarias para el sistema nervioso y para que el organismo pueda utilizar la energía de los hidratos de carbono.

Legumbres, huevos, cereales integrales, germen de trigo, levadura de cerveza y frutos secos son buenas fuentes. Consume también setas, fruta y verduras.

 

 

 

 

Ten en cuenta que solo se vive una ves y estos días son ajetreados, pero podemos aprovecharlos al máximo, llevando el ritmo y la alimentación correcta.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *